miércoles, 16 de octubre de 2013

Tosta de champiñones con salsa de aguacate y parmesano

Receta extraída de la web, Gastronomía & Cía

I N G R E D I E N T E S ( 4 personas ) :

.- 4 rebanadas de pan
.- 4-8 champiñones (según tamaño)
.- 2 cayenas
.- 1 tomate grande de ensalada
.- 1 aguacate
.- ½ cebolla
.- 1 diente de ajo
.- 3 anchoas
.- 1 tomate pera pequeño
.- cilantro fresco
.- queso parmesano
.- aceite de oliva virgen extra
.- pimienta negra
.- sal fina
.- sal Maldon

Tosta de champiñones con salsa de aguacate y parmesano.fw

E L A B O R A C I Ó N :

Tuesta las rebanadas de pan y reserva. Pon un cazo con agua, sal, las cayenas y unas gotas de aceite de oliva y lleva a ebullición. Cuando el agua empiece a hervir, introduce los champiñones que has limpiado previamente y hierve durante 10 minutos, o menos tiempo si sin pequeños, retíralos antes de que empiecen a arrugarse. Pásalos inmediatamente a un cuenco con agua fría y cubitos de hielo para cortar la cocción. El agua guardará el sabor picante de la cayena y el de los champiñones, te puede servir para después hacer un arroz.

Pon en el vaso de la batidora el aguacate, la cebolla, el diente de ajo, las anchoas, el tomate pera pelado y troceado, el cilantro picado, pimienta negra y un chorrito de aceite y tritura hasta obtener una salsa cremosa y homogénea.

Lava el tomate de ensalada y córtalo en rodajas finas y haz lascas del queso parmesano, para ello puedes utilizar un pelador de frutas y vegetales.

Emplatado:

Dispón el pan tostado en los platos y sobre él coloca el tomate, cubre a continuación con los champiñones bien escurridos y cortados en láminas, adereza con una cucharada de salsa de aguacate y anchoas, unas lascas de parmesano y termina con un poco de sal Maldon y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Para decorar el pincho hemos utilizado las flores y unas hojas de cilantro delfino, del que os hablaremos en breve. ¡Buen provecho!

Un buen entrante. A mi este plato si que me gustó mucho.

Me pasó una cosa con los tomates. Los que tenia estaban un poco feos y lo que hice con ellos una hora antes de emplatar fue una gelatina de tomate y luego la empleé en el emplatado.
Puse la gelatina en un recipiente cuadrado y grande para que no subiese mucho y luego la corté en porciones para cada tosta. Era curioso comerlo, como comer tomate de verdad pero en otra textura.