viernes, 23 de marzo de 2007

Gelatina

Esta mañana tenía un correo de Silvina, de Cheeef.
Preguntaba por una receta que lleva gelatina.
"...tengo un problemita con la gelatina sin sabor la pongo a disolver a baño maria y cuando toca lo frío se hace grumos."
He estado buscando información al respecto y he encontrado esto en Gelart Floral.
4 Pasos básicos para hidratar la grenetina:
1. Ponga en una taza o recipiente agua fría (cantidad según la receta) y vacíe la grenetina poco a poco, en forma de lluvia.
2. Mezcle con un tenedor, hasta que empiece a espesarse. No la bata por que podría volverse turbia.
3. Deje reposar unos minutos. La consistencia de la grenetina cambia cuando se hidrata sin leche, es decir, queda más suave que con el agua.
4. Funda la grenetina a baño maría antes de vaciarla a los líquidos.

5 Pasos básicos para desmoldar una gelatina:
1. Caliente agua en un recipiente de aluminio o peltre más ancho que el molde de la gelatina.
2. Humedezca sus manos con agua fría y despegue la gelatina de las paredes del molde, también puede utilizar un palillo mojado.
3. Sumerja el molde (sólo las paredes) en el agua caliente por unos segundos, sacúdalo ligeramente en forma giratoria para ayudar a despegar la gelatina y retírelo del agua.
4. Coloque sobre el molde una charola o platón (más grande que el diámetro de la gelatina) ligeramente mojado.
5. Sacuda en forma giratoria el molde, voltéelo en un solo movimiento y permita que la gelatina caiga sobre el platón. Retire el molde hacia arriba
  • Antes de comenzar a preparar cualquier gelatina, humedezca el molde que va a utilizar y colóquelo dentro del refrigerador hasta el momento de vertir la mezcla.
  • Le recomendamos que al momento de desmoldar cualquier gelatina humedezca con agua fría sus manos, así como los cortadores y las charolas o platones donde colocará las gelatinas, esto ayudará a manipularlas bien.
  • Si al incorporar la grenetina a la leche se forman grumos (se corta), bata o licúe la mezcla agregándole una pizca de bicarbonato.
  • Para un mejor desmoldado, engrase ligeramente con aceite vegetal si el molde es de plástico. Si es de aluminio, humedézcalo con agua y refrigérelo antes de vertir la gelatina.